Una nueva investigación ha identificado un mecanismo antitumoral de los fármacos epigenéticos –que cambian la epigenética de la célula tumoral y son capaces que se vuelva a parecer al tejido sano- que promueve la muerte celular en diversos tipos tumorales.

Las terapias dirigidas a inhibir enzimas epigenéticas son un tratamiento estándar para pacientes con leucemia, linfoma y mieloma múltiple. Sin embargo, su administración como agentes únicos muestra una respuesta moderada, por lo que es fundamental entender los mecanismos de acción antitumoral para desarrollar terapias combinadas más efectivas y, posiblemente, curativas.

“Este novedoso mecanismo se basa en que los genes virales son reconocidos por unas proteínas (llamadas helicasas), que causan una catástrofe energética en las células del tumor y conlleva su muerte”.