Este fin de semana, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la máxima autoridad epidemiológica del país, acaba de reconocer oficialmente que el coronavirus se transmite por el aire. Las mismas indicaciones señalan que «se piensa que es la forma principal de propagación del virus»; no obstante, por el lenguaje usado, hay cierto debate entre los especialistas.

En su última actualización, el CDC ha cambiado significativamente su explicación sobre cómo se transmite el virus. A través de gotitas respiratorias o pequeñas partículas, como las de los aerosoles, producidas cuando una persona infectada tose, estornuda, canta, habla o respira.