El Ministerio de Salud de Alemania reconoce la valía de la medicina homeopática manteniendo la financiación.

El país germano se une a otros países europeos como Suiza o Luxemburgo donde los medicamentos homeopáticos son financiados con el heraldo público.